Son muchos los veranos que han pasado, desde que en 1964 Francisco Alba y Antonia Rubio, pusieran la semilla de lo que es hoy día el restaurante Francisco La Fontanilla.  Desde nuestros primeros clientes, pescadores que varaban sus barcas en la arena de la playa de La Fontanilla, nuestra cocina ha crecido de cara al mar, con la premisa de ofrecer siempre la mejor calidad, en ingredientes, elaboraciones y servicios.

Actualmente, Bartolo Alba, hijo de Francisco y Antonia, dirige con buen rumbo el restaurante. Respetando el legado de tradición familiar, fusionándolo con nuevas tendencias y la experimentación propia, ha conseguido elevar aquel modesto bar de playa a la altura de los más relevantes restaurantes, siendo referente en la cocina gaditana.

Con una gran presencia de pescados y mariscos de la bahía, acompañados de verduras de la huerta de Conil y carnes de la Janda, Francisco La Fontanilla ofrece al comensal una exclusiva experiencia gastronómica, capaz de deleitar a los paladares más exigentes.